Páginas vistas en total

martes, 6 de julio de 2010


Con respecto al proyecto de ordenanza de ocupación del espacio público escribo estos comentarios.

¿Cuándo será el momento en que un proyecto de ordenanza se publique completo para consideración de todos los ciudadanos y no solo de los interesados que se van a beneficiar?
¿Cómo es posible que se deje al albedrío de los comerciantes vecinos de las firmas gastronómicas el consentimiento para usar o no la proyección de su local (o del local que alquila) al espacio público?
Esta medida solo va a producir continuos gastronómicos interminables y seguro ociosos. Las calles y veredas no pertenecen a los comerciantes y no pueden depender de una decisión de ellos su uso o no.
Habría que abrir registros de oposición.
La segunda consideración consiste en aprovechar esta oportunidad para establecer definitivamente el concepto de “ocupación transitoria del espacio público”.
Como regla general, de sentido común y como adopción de buenas prácticas urbanas establecidas en lugares mas organizados, la ocupación del espacio público por una actividad no debe prolongarse por más tiempo del que dura esta actividad.
El espacio público debe quedar libre para el uso al cesar la actividad.
Además, los comercios deben tener depósitos para guardar sus instalaciones (mesas, sillas, sombrillas, etc.) en el horario en que no son usadas y los trabajos de instalación y guardado debieran ser controlados por la Municipalidad.
Con medidas de este tipo, se estaría defendiendo al conjunto de la ciudad y no solo a unos pocos.
Hay que observar detenidamente las alianzas entre funcionarios y empresarios, no sería esta la primera vez que se intenta establecer normas sobre lo público a medida de los intereses privados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario