Páginas vistas en total

lunes, 15 de febrero de 2010

VANDALISMO





Con respecto a la propuesta del Arq. Pelli para el predio de la antigua terminal de ómnibus o Estación Sud.

Para encontrar un espacio urbano como este, tendríamos que ir a Londres.

La discontinuidad en el tejido de la ciudad en este sitio lo dota singularidad y lo califica.

El edificio retirado y el ensanche de la trama vial hace que se cree un "recinto" urbano de proporciones relacionadas entre el antiguo edificio y su entorno, apareciendo frentes, a tal punto protagonistas, que han sido dotados de murales gigantes de alto valor estético.

La galería con columnas a las calles, pero sobre todo hacia Alberti, es un valor del espacio urbano consagrado del lugar, no muchas ciudades tienen el privilegio de poder disfrutar como espacio público de estas recovas o “Loggias”, esta particularmente recrea una situación urbana que hace recordar a la salida de la Plaza de Broadgate (diseño de Pelli), en Londres, donde el alto grado de cultura cívica de sus habitantes nunca permitiría que se privatice coercitivamente un espacio público de estas características.

La escala de los accesos tiene resto, todavía hoy, para ser puerta de la ciudad.

Y las cúpulas, marca del edificio, son referencia para todos nosotros.

Estos valores debieran ser preservados, y son nuestro patrimonio.

Pero la propuesta, de supuesto carácter patrimonial, no atiende a estos temas.

Lo que se puede adivinar en los croquis o modelos del proyecto del Arq. Pelli para la vieja Terminal de ómnibus que se han hecho públicos hasta hoy, dejan ver esta recova cerrada, ganada por el interior y previendo desguazar la nave industrial de hierro del edificio original.

Siempre se pensó que esa estructura de grandes luces, con sus dos magníficos arcos de hierro de 27 m. entre apoyos, de extraordinaria elegancia y testimonio del avance tecnológico de una época del mundo –esto nos situaba en el mapa mundial- seria revalorada y puesta en funciones como un “city hall” o lugar publico que diera funciones de lugar de encuentro, muestras colectivas o espacio del arte, etc.

Pero nunca nos imaginamos que lisa y llanamente se lo cortaría en pedazos para que Regazzoni, un artista cuyo mérito mas visible es haber aplicado una operación básica de resemantización a los restos de las fabricas de la Boca y Barracas, quitándole el signo de un momento funesto del país, y nada mas, venga a aplicar inconsulta y forzadamente esta lógica a nuestra Estación, justo para su centenario.

El miedo máximo era que le restrinjan el acceso para una actividad de consumo.

Y esta propuesta hace realidad todos los miedos.

Se presenta un gran espacio de consumo –shopping- sobre la calle Alberti, para lo cual se demuele la nave de hierro y se cierra la recova al espacio publico, creemos que con el fin de maximizar la superficie comercial, y se propone un espacio libre rodeado de restaurantes –patio de comidas por su relación- con una propuesta de cine al aire libre, se presume para distracción de los comensales.

Lo especifico del área cultura se ubica en un cuerpo elevado, de acceso indirecto desde planta baja –acceso restringido por situación- sobre la traza de la calle Rawson (esperemos que de prosperar las objeciones a este cierre de Rawson de la Asociación de Vecinos de Plaza Mitre, no se vean compelidos a prescindir de este espacio también).

Esta destrucción del patrimonio común, de los marplatenses y mundial *, en pos de una operación inmobiliaria para maximizar una renta por encima de cualquier propuesta de desarrollo, es simplemente vandalismo.


Arq. Guillermo de Diego


* Ver caso de Euston Station, Londres, 1961-2.

2 comentarios:

  1. Que hacemos frente a esto?
    probablemente nada, yo tampoco hago nada y soy testigo de vandalismos cometidos por acción u omisión sobre el ambiente y los bienes naturales, que naturalmente nos pertenecen a todos, aunque el modelo instalado y sostenido por los penepoderosos dice que no, que lo de cada uno es de cada uno.
    No es cierto, hay cosas que están en este mundo que no pueden tener dueño. Hay cosas creadas por hombres que trascienden la finitud de sus vidas y su descendencia inmediata. Esas cosas son de todos, y no pueden quedar a merced de la decisión miope de los amarretes.
    Si pueden, no deberían, pero que carajo hacemos?

    ResponderEliminar
  2. te escribi un comentario sacado sobre la injusticia que significa que estos cuadrúpedos de la moral digan que hacer con lo que nos pertenece, pero lo quise publicar y la mierda de programa me lo borro al poner la palabra de verificacion.
    me cago

    ResponderEliminar