Páginas vistas en total

sábado, 19 de abril de 2008

La postal de la ciudad


La imagen comprometida.

Imagen es lo que cada persona se lleva en la cabeza y a su casa, una vez que abandona un sitio. En temas turísticos, es determinante para volver a visitar el mismo lugar.

Mientras en ciudades mas organizadas, los atractivos naturales y culturales se “limpian” para destacarlos, por ejemplo, de construcciones que desvirtúan sus valores, aquí en Mar del Plata existe la intención de dotar de “equipamientos” al espacio público invocando discutibles razones de necesidad.

Las decisiones de manejo del espacio público por parte del estado muchas veces no quedan en manos de funcionarios tecnicos sino políticos, en ocasiones idóneos y en ocasiones no.

Estas reflexiones vienen al caso ante la sorpresa que me produjo descubrir una construcción clandestina, aunque seguramente algún oscuro y políticamente justificado decreto u ordenanza le dé razón de existir (y no de ser) y status de aprobada, que se ubica en el exquisitamente diseñado parque Gral. Arias, parte de un fragmento urbano de la década del 30, como lo es el complejo de servicios turísticos de Playa Grande.

Después de haberse abandonado el parque durante las últimas temporadas al uso indiscriminado, se construye una ridícula vivienda con techo de tejas francesas (en un ambiente dominado por excelente arquitectura racional), destruyendo por completo la coherencia y jerarquía del paisaje donde se ubican los equipamientos turísticos más importantes de la ciudad, los balnearios de Playa Grande, el Yacht Club Argentino, el Golf Club, los hoteles de 5 estrellas, etc.

No se entiende el cambio que se ha dado al refugio del parquero, que desde 1938 o antes se ubico eficientemente, junto con el vivero para mantenimiento, en la parte alta del parque, a una vivienda en el medio de la “postal”.

La imagen y el paisaje urbano son aspectos en los cuales la normativa actual es insuficiente para sustentar lo que tenemos, e inexistente para crearlo o recrearlo, por lo que se hace indispensable que todos nos preocupemos y tengamos opinión al respecto.

Vale esta nota también para las edificaciones en las plazas de la ciudad y para el Parque San Martín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario